davila oitDon Ramón Dávila, adjunto a la presidencia de Grema en Andalucia, junto a Mr. Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum el martes 28/03/2017 en el Hotel Ritz de Madrid y que fue presentado por la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Doña Fátima Bañez. Al acto acudió también el presidente de esta asociación, Don Manuel Piñeiro.

Agradecer al presidente del Nueva Economía Forum, Don José Luis Rodríguez, las invitaciones a sus eventos.

Miércoles, 28 Enero 2015 00:00

TRÁFICO ILEGAL CON MEDICAMENTOS EN ESPAÑA

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 medications 257342 640

La ilegalidad en la venta y distribución de medicamentos en España es una actividad fraudulenta que, aunque poco frecuente, se ha incrementando notablemente en número de casos en los últimos años en nuestra sociedad.

Probablemente el mayor eco mediático al respecto haya sido el acaparado por las múltiples operaciones policiales desplegadas para hacer frente a la distribución clandestina de anabolizantes y otras sustancias dopantes. Operaciones policiales como la Operación Puerto o la Operación Galgo han dejado al descubierto la existencia de redes organizadas, con los profesionales médicos como protagonistas, que ofrecían prácticas ilícitas de administración de estas sustancias a sus clientes deportistas con el objetivo de mejorar su rendimiento (sustancias con graves efectos secundarios conocidos a medio y largo plazo).

Resulta, además, preocupante el interés cada vez mayor de las redes de narcotraficantes por traficar con este tipo de medicamentos. No sorprende este hecho conociendo datos, como los mostrados por el Consejo de Europa, que indican que la venta ilícita de medicamentos y otros productos farmacológicos resulta 25 veces más rentable que el “narcotráfico convencional”.

Por otro lado, en los últimos meses un nuevo tipo de venta ilegal de medicamentos ha centrado el interés de los medios de comunicación, el denominado tráfico ilegal de medicamentos “falsificados” (falsificados porque salen del circuito legal de venta) a través de redes nacionales cuyos principales protagonistas son las empresas de distribución de fármacos pero que cuentan con la complicidad de oficinas de farmacia de nuestro país. En julio de 2014 la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios hizo pública la desarticulación de la primera red de este tipo, tras llevar a cabo la Operación Caduceo en Navarra. En este tipo de actividad ilícita la empresa distribuidora de medicamentos compra a un laboratorio sus medicamentos (de manera legal, con la supuesta intención de distribuirlos en farmacias de España) y luego se los vende a ciertas farmacias con las que ha pactado (mediante pago de comisiones) que compren más cantidades de las que necesita por la rotación normal de producto en su establecimiento. Posteriormente, el distribuidor le vuelve a recomprar a la farmacia ese stock sobrante (camuflando este proceso ilegal de diversas maneras aprovechando lagunas del sistema de control administrativo-sanitario) en lo que se conoce como “comercio inverso de medicamentos”. Finalmente, las empresas distribuidoras desvían esos fármacos sobrantes al extranjero triplicando o cuadriplicando sus beneficios.

Hay que señalar que los distribuidores nacionales pueden vender de manera legal en el extranjero sus fármacos, previa comunicación a los laboratorios farmacéuticos y autoridades sanitarias, pero en este caso su precio de abastecimiento es superior (adecuándose al precio de venta del fármaco en el país de venta) y los beneficios para las empresas de distribución serían muy inferiores al caso anterior.

Uno de los efectos colaterales de este tráfico ilegal, que fue el que puso en alerta a las autoridades sanitarias para iniciar sus investigaciones, fue que se provocaba el desabastecimiento en nuestro país de ciertos fármacos que coincidieron lógicamente, tras estas operaciones, con los que más le interesaba “colocar” a las distribuidoras en el extranjero por los beneficios que daban: fármacos sin equivalente terapéutico contra la leucemia linfocítica aguda, inmunosupresores, fármacos para la epilepsia…

Puede parecer extraño que este tráfico ilegal de medicamentos esté proliferando en los últimos años en nuestro país pero, desgraciadamente, nos encontramos con los ingredientes necesarios para que así lo haga. Por un lado, debido a la crisis económica y los continuos recortes en el sector farmacéutico de los últimos años (bajadas de precios de medicamentos, recortes en la facturación…) la rentabilidad de muchas farmacias ha disminuido de una forma tan drástica que ha llevado a muchas de ellas a concurso de acreedores, algo totalmente impensable hace décadas. Esto ha provocado que muchos farmacéuticos con la rentabilidad de sus farmacias comprometida hayan sido más fáciles de “tentar” por parte de empresas distribuidoras que les ofrecían grandes beneficios si entraban a formar parte de este circuito de falsificación de fármacos (en la operación Pharmakon, la de mayor magnitud hasta la fecha, se piensa que están involucrados más de un centenar de boticarios de catorce autonomías).

Además, debido a las continuas intervenciones del gobierno en el precios de los medicamentos, España actualmente es uno de los países europeos con los precios de medicamentos más bajos (el precio medio de los medicamentos dispensados se encuentra un 20% por debajo de la media de la Eurozona). Probablemente una política más homogénea de precios de medicamentos en Europa lograría eludir este tipo de prácticas ilegales.

Cabe esperar para años venideros una disminución de este tipo de actividades fraudulentas y delictivas, cada vez más perseguidas y controladas, que no hacen sino empañar el funcionamiento de un sistema sanitario tan aclamado como el español, considerado por la Organización Mundial de la Salud como el séptimo mejor del mundo.

 

 

 DR. Pablo Raña Díez

Profesor de lexgal Formación

 

 

Visto 1271 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Agosto 2015 13:09