davila oitDon Ramón Dávila, adjunto a la presidencia de Grema en Andalucia, junto a Mr. Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum el martes 28/03/2017 en el Hotel Ritz de Madrid y que fue presentado por la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Doña Fátima Bañez. Al acto acudió también el presidente de esta asociación, Don Manuel Piñeiro.

Agradecer al presidente del Nueva Economía Forum, Don José Luis Rodríguez, las invitaciones a sus eventos.

Miércoles, 09 Septiembre 2015 08:52

¿Sufro de SÍNDROME POSTVACACIONAL?

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

postvacacional1Incorporarse al trabajo después de unos días de relajación y desconexión no siempre es fácil.

Septiembre es para muchos el mes de la vuelta a la realidad, de la reincorporación a la rutina y a la vida laboral. Y a veces esta reincorporación va acompañada de problemas de adaptación, malestar emocional y toda una serie de síntomas que pueden indicar que el trabajador sufre el llamado “síndrome postvacacional”. Se puede definir este síndrome como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un período de vacaciones y ocio y la vuelta a la vida activa. Este síndrome, que afecta sobre todo a jóvenes menores de 45 años, estaría conformado por los siguientes síntomas:

-          Síntomas físicos: fatiga, falta de apetito, exceso o falta de sueño, dolores musculares, tensión, náuseas, taquicardias, problemas estomacales, etc.

-          Síntomas emocionales y cognitivos: tristeza, irritabilidad, apatía, dificultad para concentrarse o tomar decisiones, ansiedad, etc. Estos síntomas suelen ir acompañados de cambios conductuales como aislamiento, consumo de sustancias (café, tabaco…) o una reducción notable del rendimiento.

Al incorporarnos de nuevo al trabajo solemos reaccionar con estrés. Un poco de estrés es incluso adaptativo y nos ayuda a afrontar con ilusión y energía la reincorporación, incluso teniendo en cuenta el esfuerzo que supone el cambio de horarios y hábitos. Todo esto estaría dentro de la normalidad. Sin embargo, hay personas a las que el estrés postvacacional puede afectarles de manera más seria pudiendo sufrir un incremento significativo de los síntomas de ansiedad y estrés, incluso de depresión o ambos, pudiendo desembocar esto en un trastorno de ansiedad o del estado de ánimo.

Aunque el síndrome postvacacional en si mismo no está catalogado en los manuales de diagnóstico de los trastornos mentales (CIE 10, DSM IV TR…), si lo está el trastorno adaptativo postvacacional, para lo cual se tendrían que cumplir una serie de criterios. El DSM IV define este trastorno como “la aparición de síntomas emocionales o comportamentales en respuesta a un estresante identificable, y que tiene lugar dentro de los tres meses siguientes a la presencia del estresor”. Estos síntomas o comportamiento se expresan clínicamente mediante (a) malestar mayor a lo esperable en respuesta al estresante y (b) deterioro significativo de la actividad social o laboral. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que, para hablar de patología o de un problema real de adaptación debe existir una sintomatología ansiosodepresiva y comportamental que provoca serios problemas de adaptación de la persona a su entorno.

postvaccaional2

El hecho de que volver al trabajo nos provoque un poco de ansiedad y desmotivación estaría totalmente dentro de la normalidad y suele desaparecer una vez hemos adquirido nuevamente el hábito. Volver a tener ilusión, metas y una actitud positiva serán claves para hacer esta vuelta más llevadera.

Lupe Oroña

Psicóloga. Redacción Revista Emprender

Visto 1180 veces Modificado por última vez en Miércoles, 09 Septiembre 2015 08:58