davila oitDon Ramón Dávila, adjunto a la presidencia de Grema en Andalucia, junto a Mr. Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum el martes 28/03/2017 en el Hotel Ritz de Madrid y que fue presentado por la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Doña Fátima Bañez. Al acto acudió también el presidente de esta asociación, Don Manuel Piñeiro.

Agradecer al presidente del Nueva Economía Forum, Don José Luis Rodríguez, las invitaciones a sus eventos.

Viernes, 29 Abril 2016 10:49

Leticia Vila Posada; "LA IMAGEN QUE PROYECTAMOS AL MUNDO"

Valora este artículo
(5 votos)

¿LA IMAGEN QUE COMUNICAMOS Y PROYECTAMOS AL MUNDO ES LA QUE NOSOTROS REALMENTE QUEREMOS DAR?

 

La comunicación es un proceso de
transmisión de información entre dos
partes. A la hora de comunicar no
entran en juego solamente las palabras
o el contenido de las mismas sino
que influyen múltiples aspectos que
normalmente descuidamos como son: el
tono de voz, la velocidad al hablar,
nuestros gestos, nuestra postura
corporal, el medio por el que
comunicamos... Dando lugar a que, en
muchas ocasiones, nuestra comunicación no sea todo lo eficaz que debiera ser. La comunicación tiene un objetivo claro y este es influir en la persona que recibe la información. Si no conseguimos influir en los demás nuestros esfuerzos habrán sido en vano. 

 

articulorevemp

digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que quieres entender y lo que entiendes existen nueve posibilidades de no entenderse”

La ventana de Johari es un instrumento diseñado por los los psicólogos Joseph Luft y Harry Ingram que nos permite ver, gráficamente, cuál es la imagen que tenemos de nosotros mismos y cuál es la imagen que proyectamos y comunicamos al exterior, es decir, la imagen que los demás tienen de nosotros. Como he dicho antes, comunicar no es solo hablar. Los demás forman una representación de nosotros en base a toda la información que transmitimos al comunicar: la actitud, la postura, los gestos, la voz, las palabras...

La ventana de Johari consiste en una matriz dividida en cuatro cuadrantes que representan cuatro zonas o áreas: el área pública, el área ciega, el área oculta y el área desconocida. La amplitud de estas cuatro áreas varía en función del conocimiento/desconocimiento que tienen los demás y que tienes tú sobre la información

Las cuatro áreas de la ventana de Johari:

El área libre se corresponde con aquellos aspectos que son conocidos tanto por nosotros mismos como por las personas que nos rodean. Es información que nosotros hemos compartido con los demás y estos conocen. Son aspectos biográficos como la edad, la situación laboral y otros aspectos como aspiraciones, sentimientos, etc., que decidimos compartir con el resto del mundo. Aquí nosotros tenemos cierto control sobre la información que queremos que los demás sepan.

El área ciega representa aquella información que los demás tienen de nosotros pero de la cual nosotros no tenemos noticia. Muchas veces ocurre que los demás ven cosas en nosotros, tanto positivas como negativas, de las que no somos conscientes. Por ejemplo: los demás pueden considerarteuna personacreativa, sin embargotúno tienesesa percepción. Esta zona puede ser peligrosa ya que no controlamos la información que circula sobre nosotros y puede llevar a malentendidos.

El área oculta es la información que nosotros sabemos pero que no queremos compartir con los demás y, por lo tanto, los demás desconocen. Serían todos aquellos aspectos que no queremos que salgan a la luz y sean conocidos por el resto. Por ejemplo: miedos, inseguridades, información muy personal, etc. Es una zona donde tenemos control para decidir qué información ocultar.

El área desconocida abarca toda la información que no es conocida ni por nosotros ni por los demás. Englobaría todos aquellos aspectos o talentos que tenemos latentes y que aun no han salido a la luz pero que con las condiciones adecuadas y en el momento adecuado se desarrollarán..

La amplitud de estas cuatro áreas no es estable a lo largo de nuestra vida ni mucho menos en distintas situaciones ni distintos contextos. Las áreas de la ventana de Johari no van a tener la misma amplitud en el mundo laboral que en el mundo social o familiar. Lo ideal es que la ventana libre sea lo más grande posible. Cuanta mayor amplitud tenga el área libre, menor será la amplitud del resto de áreas, lo que se traduce en un mayor control y autoconocimiento sobre la información y la imagen que queremos proyectar.

HAZLA TÚ MISMO (DIY)

Para tener tu propia ventana de Johari solo tienes que contestar a estas dos preguntas asignándoles un valor de 0-100 y plasmar el resultado en una plantilla como la que aparece al final (las lineas azules son un ejemplo de cómo sería mi ventana de Johari):

¿Cuánto me importa lo que los demás dicen o piensan de mi?

¿Digo lo que pienso? 

 

Autora: Leticia Vila Posada

Visto 1109 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Mayo 2016 10:40