davila oitDon Ramón Dávila, adjunto a la presidencia de Grema en Andalucia, junto a Mr. Guy Ryder, Director General de la Organización Internacional del Trabajo-OIT, en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum el martes 28/03/2017 en el Hotel Ritz de Madrid y que fue presentado por la Ministra de Empleo y Seguridad Social, Doña Fátima Bañez. Al acto acudió también el presidente de esta asociación, Don Manuel Piñeiro.

Agradecer al presidente del Nueva Economía Forum, Don José Luis Rodríguez, las invitaciones a sus eventos.

Martes, 11 Agosto 2015 07:16

Condena penal para las empresas sin Planes de Prevención

Valora este artículo
(0 votos)

delitosREFORMA DEL CÓDIGO PENAL 2010.  Artículo 31.bis. PLANES DE PREVENCIÓN CONTRA DELITOS EN LAS EMPRESAS

En la Reforma del Código penal 2010 (en vigor desde el 1 julio) se incorporaba un nuevo artículo  (31.bis), en el cual se permite responsabilizar penalmente a las personas jurídicas en determinados supuestos.  De este modo, las empresas ya pueden ser condenadas, incluso al cierre (disolución de la persona jurídica) por los delitos que puedan cometer sus administradores o trabajadores.

 

  • En este sentido, se traspasa a las empresas la responsabilidad penal por los delitos cometidos “en nombre o por cuenta de las mismas, y en su provecho, por sus representantes legales y administradores de hecho o de derecho”.
  • Existe responsabilidad si el delito lo cometen personas subordinadas a dichos representantes o administraciones por “no haberse ejercido sobre ellos el debido control, atendidas las concretas circunstancias del caso”. En este caso, la responsabilidad subsiste aunque no se pueda individualizar a la persona física que cometió la acción delictiva.

Sin embargo, las empresas  (incluidas las pequeñas) pueden evitar ser condenadas o atenuar esta responsabilidad  si confiesan la infracción antes del procedimiento judicial, reparando el daño o colaborando con la investigación, es decir:

  • Confesando a las autoridades el delito antes del inicio del procedimiento judicial contra la empresa
  • Colaborando en la investigación, de una forma significativa, durante el proceso.
  • Haber procedido a reparar el daño antes del juicio oral o
  • Tener establecidas, antes de la celebración del juicio oral, medidas para prevenir la comisión de delitos bajo la cobertura legal de la empresa.

Esta última circunstancia (disponer de los llamados planes de prevención y detección de delitos) puede ser eximente de la responsabilidad penal de la empresa. La obligación de disponer de planes de prevención afecta a todas las empresas, sean del tamaño que sean.

En este plan de prevención se deben incluir los siguientes aspectos:

  • Análisis de riesgos (identificar las actividades de la empresa que puedan generar imputaciones penales, )
  • Creación de un código de conducta (detectados los riesgos, se deben establecer por escrito los reglamentos necesarios para minimizar dichos riesgos)
  • Formar al personal (el personal implicado debe conocer y entender el Código de Conducta y su finalidad)
  • Control del programa: aparece la figura del “Compliance officer”, persona con formación jurídica designada por la empresa con el objetivo de hacerse cargo de la gestión y control del cumplimiento del plan.
  • Es necesario implantar también un servicio de consultas para canalizar informaciones y denuncias
  • El funcionamiento del modelo deberá someterse a verificación periódica, adaptándolo a los cambios y a las nuevas circunstancias.

Lo que se busca es un modelo de autorregulación en las empresas, algo que se practica desde hace años en el mundo anglosajón. Es decir, se pretende que sean las propias empresas las que se auto implanten mecanismos preventivos para evitar la comisión de delitos

Visto 1022 veces Modificado por última vez en Martes, 11 Agosto 2015 07:29